El galope de calidad para ver las distancias.

Jack Le Goff dijo que, para tener un galope ajustable que permita al jinete ser capaz de alargar al instante, acortar al instante, o ser capaz de permanecer en el mismo marco de galope cuando se esta dirigiendo al salto, el galope debe combinar dos cualidades “opuestas” e “incompatibles” : el equilibrio y la impulsión.

Toni Subirana/Daktary

CSIO Barcelona.

¿Qué es impulsión? Es la sensación que tenemos cuando el caballo está avanzando de buen grado hacia delante con una fuerza controlada. La impulsión ayuda a usar su fuerza de forma efectiva desde sus miembros posteriores. Significa el motor del caballo, y lo sientes con la energía que te transmite.


¿Y que sería equilibrio? Es cuando se desplaza el peso del caballo a su parte trasera, el cuello del caballo se encuentra hacia arriba, cerrando la nuca en la vertical, (no redondo hacia abajo), ligero en la mano (que no se cuelgue del hierro, manteniendo un contacto continuo) y además se sostiene por sí mismo desde los posteriores.


Cuando lo tienes equilibrado, y le pides que avance ¿qué va a ocurrir probablemente?, que irá hacia delante pero se aplanará hacia abajo trasladando el peso de los posteriores hacia las espaldas. Has creado impulsión, pero has perdido el equilibrio, consecuentemente has podido alargar su galope, pero no puedes acortarlo. Entonces seguramente tirarás de las riendas hacia arriba dos o tres checks (levantar las manos, tironcitos secos), o le pondrás un hierro un poco más fuerte, pero será a costa de quitar impulsión. Ahora que lo has equilibrado, podrás acortar, pero no podrás alargar. Y todo esto delante del obstáculo.


Un buen galope de salto debe tener impulsión y equilibrio disponibles al instante en medidas iguales, dónde la impulsión no bloquee el equilibrio, y no dónde el equilibro ahogue la impulsión. Y aquí es donde los grandes jinetes reflejan sus habilidades, porque muchos caballos no llevan esta mezcla a la carta. Algunos caballos llevan mucha impulsión, y buscan el salto, pero el jinete ha de buscar el equilibrio a través de las medias paradas. Otros caballos están bajos de potencia, y energía, con lo que van a tener que crear primero impulsión y luego reequilibrar esa impulsión. En muchos casos son más difíciles de ver las distancias porque tienes doble trabajo primero buscar la impulsión mandando el caballo hacia delante y luego esperar y equilibrar , luego repetir y repetir. Los caballos bien trabajados aprenden a distribuir su peso a los posteriores, y mantener la impulsión.


Las distancias en los saltos, con el galope equilibrado y suficiente impulsión, son relativas. Si llegas a una batida algo lejana, pero tienes el caballo equilibrado, no se nota, sólo bastará abrir los dedos acompañar al caballo. Si te llega una distancia un poco cercana, para aguantar, solo deberás cerrar los dedos y poner el peso algo más atrás. Con un galope equilibrado y con impulsión el jinete se siente seguro, y sitúa sus distancias más fácilmente.

Toni Subirana/Purple Rain

Sunshine Tour.

Cuando llegas mal, ¿qué es lo que probablemente esta pasando?

Si estas falta/o de impulsión, un galope sin vida, y eres ese tipo de jinete que sigues tirando de las riendas buscando ver las distancias, cada vez que estas tirando te estas quitando la distancia. Y estas cada vez restando impulsión. El caballo se meterá dentro del obstáculo y es probable que no pueda batir, o saltará en la batida llamada helicóptero.

Puede que de repente las veas, suele ser un instinto, y ataques el salto, perdiendo todo el equilibrio del caballo, con lo que se aplanará, y no habrá suficiente impulsión para saltar. Esta forma suele asustar mucho a los caballos, y acaban finalmente perdiendo la confianza y cometiendo rehuses.

Si eres el jinete que galopa mucho, pero no tiene equilibrio, cuando te venga una distancia para sujetar, (y reequilibrar el caballo en los posteriores) no podrás hacerlo, entonces le pedirás que salte de muy lejos, las consecuencias, un derribo, o dará un tranquito de más y si el obstáculo ya tiene altura, quizás se pare.


Por ello en Improve Your Show Jumping decimos que es antes de la vuelta donde debes poner el caballo en acción, sentir que el caballo avanza desde los pies, ligero en tu mano, mantener el mismo ritmo y no intervenir en la vuelta, porque perderemos la impulsión. A partir de ahí, esperar a que el salto llegue a ti, y no tu al salto, controlando cada tranco del galope de tu caballo.


Necesitamos entrenar día a día el galope que contenga equilibrio e impulsión, tener los dos no es una tarea fácil, así que vas a necesitar aprender a montar bien.

Recent Posts
Archive
Search By Tags